Bomberos de Quinta Normal entrega en donación de ex Z-5 a Bomberos de Chépica

El día 25 de agosto pasado, en esa  fría mañana todo estaba preparado para entregar en donación el ex Z-5 al Cuerpo de Bomberos de Chépica.

Una delegación de 4 Oficiales Generales y dos miembros del Honorable Directorio, Directores Primera y Segunda Compañía, más una delegación de 10 bomberos de la Quinta Compañía, Bomba Cerro Navia, todos encabezados por nuestro Vicesuperintendente, Don Miguel Fuentes Peña, nos encaminamos a la localidad de Chépica.

Pero nada sería fácil, el “chanchito” como es llamado en la Base Roosevelt, se nos taimó y orgulloso como siempre se le ha conocido, solo pudo ser llevado en grúa, ante la inminente partida de su querido cuartel.

Ya ingresando a la localidad a las 13:00 horas, nos esperaba una caravana de carros bombas y carros de comandancia, los cuales nos escoltaron hasta el cuartel general de Chépica, siendo ovacionados por los vecinos y las más de 100 personas que se encontraban en el lugar, más las filas formadas del Cuerpo de Bomberos de Chépica, rindiendo los primeros honores a nuestra delegación.

Sonaba la paila y las sirenas nos daban la bienvenida, como héroe que vuelve de la batalla. Era gratificante como los bomberos de tan recónditos rincones agradecen al viajero por tan larga travesía y tan importante motivo que nos llevaba a ese lugar.

Acto seguido, comienza la ceremonia encabezada por el Superintendente de Bomberos de Chépica, Señor Horacio Piña Méndez y todo su cuerpo de Oficiales Generales más los Directores de la Primera y Tercera compañías de esa preciosa zona. Se encontraban también los Concejales Iván Valenzuela y Don Jaime Díaz Lillo, la Presidenta de la Unión Comunal de Junta de Vecinos Sra. Marta Sepúlveda, el Pastor de la Iglesia Metodista, quien bendijo el nuevo material que llegaba, Sr. Mauricio Pino y todo esto acompañado por la cueca chilena al son y al baile de la agrupación folclórica, Corazones Cuequeros.

Sin duda, una jornada de mucho orgullo y sentimientos encontrados para Quinta Normal. Las alegrías de unos fueron las tristezas de otros. No es fácil dejar a un compañero de tantas batallas en otro cuartel, en otro campo de acción.

Fueron los mismos bomberos quintinos de Quinta Normal, quienes entregaron las llaves de manos del Teniente Primero Señor Francisco Fuentes a nuestro Segundo Comandante y este a su vez al Señor Vicesuperintendente, el que finalmente le hizo entrega formal de las llaves y la documentación, al Señor Superintendente de Chépica.

Ante la alegría de la localidad, el Señor Superintendente de Chépica proclama a viva voz, en su intervención,  que el nombre de nuestra institución no será borrado de su carrocería y que mantendrá los colores que tanto tiempo llevó “el chanchito”, dando muestra del agradecimiento que mantienen los bomberos chepicanos por sus pares quintanormalinos.

Finalmente, fuimos invitados a un almuerzo de camaradería donde recibimos una atención con mucha alegría por familiares, bomberas y bomberos de Chépica.

Queremos agradecer a toda la localidad de Chépica, a su gente y a su municipio, a sus concejales, al Cuerpo de Bomberos y en especial al señor Superintendente Don Horacio Piña y al Ayudante General Don Rodrigo Lobos Piña, quienes han sido parte de esta gran hermandad, siguiendo paso a paso los detalles de esta gran obra simultanea que significa entregar y recibir, recíprocamente con cariño, lo que con mucho esfuerzo se ha logrado.

A las 18:30 tomamos rumbo a la Capital, llenos de alegría y con la tarea cumplida. Porque estamos hechos de una calidad que nos reconoce como bomberos y que seguimos cumpliendo a fuego nuestro lema institucional, Lealtad y Abnegación.

Hasta pronto Chépica, hasta pronto amigos.