Saludo de nuestro Superintendente

Hoy 30 de junio, Día Nacional del Bombero, conmemoramos un año más al Servicio de la Patria, realizado por hombres y mujeres de corazón noble y espíritu valiente. Vocación
republicana que nos señala el deber ser, como reflejo de una sociedad mejor, esperanzada en valores altruistas con una base sólida de amor y entrega.

En tiempos difíciles, en donde se ha puesto a prueba no solo los conocimientos técnicos de la labor, si no mas bien el temple, la abnegación, el compromiso. La vida nos golpea con la fuerza de la incertidumbre, se apodera de lo cotidiano y nos llama a la fragilidad, nos levantamos para luchar contra quien no vemos y como testaferro de la vida lo hacemos hasta el último aliento.

Hemos visto a esas bomberas y bomberos acudir firmes y valientes a las emergencias, con el corazón entre sus guantes al dejar a sus familias por horas, días y algunos meses, si no creyera en lo que eso duele no habría homenaje en estas palabras. Eduardo Galeano escribió “Al fin y al cabo somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.” Porque todo el actuar anónimo de ustedes se convierte en una luz sin fin para el desvalido, un latido tenue y cálido, una palabra amiga y un gesto sincero.

Ser bombero es sinónimo valorar la vida, es respetarnos, es tener Fe que en conjunto podemos construir un futuro mejor. Agradezco a los bomberos que continúan trabajando por nuestro Cuerpo de Bomberos, en guardias difíciles y de largas jornadas sin descansos, agradezco a quienes a pesar de escuchar el llamado de ayuda se mantienen disciplinadamente en sus casas para proteger
y protegerse, sabemos que el dolor es grande, pero pronto vestiremos la guerrera para entregarlo todo como siempre. Agradezco a los bomberos que en su vida profesional se encuentran al servicio del país, al personal de salud y seguridad, a nuestros colaboradores por su compromiso y a todos a quienes pudiendo cambiar siguen construyendo nuestra institución.
A ustedes Bomberos de Quinta Normal, la mas grande admiración, con la certeza que las futuras generaciones elevarán a lo mas alto nuestro estandarte, por que así los soñaron los fundadores, por que la promesa fue tal que nuestros mártires no dudaron en dar la vida si fuese necesario.

A Juan Enrique Robert Robert, a Claudio Huenuqueo Silva, que hoy cubren nuestro andar con su manto de protección.

A Nombre del Directorio General del Cuerpo de Bomberos de Quinta Normal, para cada uno de ustedes y familia.

¡FELIZ DÍA DEL BOMBERO!

Andrés Sepúlveda Vergara
Superintendente