OCTAVA COMPAÑÍA

Director:
Capitán:
Dirección:
Página Web:

 

La que todo octavino debe conocer, porque es la historia de la Compañía nuestra historia y tu historia como Bombero

Corría 1994 para el sector de “el Pantanal”, Actual Pudahuel Sur, Una urbanización creciente cubría grandes áreas, pero predominaban aquellas dedicadas a la producción agrícola, Laguna Sur poseía continuidad solo hasta Teniente Cruz, convirtiéndose desde esta Avenida hacia el poniente más en un camino rural que una calle propiamente tal.

En esta realidad un grupo de vecinos, varios ex Voluntarios de la 7º Compañía de Maipú, separados a partir de un quiebre interno en esa Compañía, deciden que el sector requería de la conformación de una Compañía de Bomberos dado que la única vía desde Pudahuel era a través de Américo Vespucio, con la consiguiente demora en atender emergencias generadas al sur de la Ruta 68. Vista así las cosas forman la primera semilla de nuestra actual Unidad, la Brigada Pudahuel Sur.

Manuel Silva, Héctor Sierra, Daniel Artigas, Carlos y Andrés Valpreda Alejandro Gutiérrez, Mauricio Riffo, Andrés Ramírez, Freddy Antipan entre otros, formaban parte de este grupo de visionarios vecinos, a los cuales se debe necesariamente adicionar a dos que solo el recuerdo ha preservado sus apellidos, Mella, y Araneda, quienes se reunían en la casa de Don Carlos Valpreda convirtiendo esta, en una especie de primer “Cuartel”.

Como se indicó la gran mayoría de estos Visionarios, eran ex voluntarios de la 7º Compañía de Maipú a la que volvieron Mella y Araneda cumplido sus respectivos castigos.

De este incipiente periodo de formación quedara para la historia futura de nuestra Unidad un legado que lucen orgullosos los actuales Voluntarios, el LEMA “Unidos Contra el Fuego”, no existiendo precisión de quien lo formulo solo que fue adaptado de una Compañía de Santiago

Este primer intento de conformar una Brigada no fructifico en el tiempo, ni alcanzo reconocimiento formal de nuestra Institución, aletargándose a la espera de mejores condiciones, mas no podemos olvidarlo, dado que en él se planta la primera semilla de un proyecto que lucha por ser grande en nuestra actualidad y que está reflejado en nuestra Historia más fidedigna, ningún resumen histórico puede obviar este periodo lleno de ilusiones, idealismo, romanticismo y una gran cuota de entusiasmo.

La reformulación de una gran idea

Encabezando la Brigada aún se encontraba Don Carlos Valpreda y Don Héctor Sierra, corría el año 1997, y los sobrevivientes se lanzaron nuevamente y con renovados bríos a dar forma a esta idea. Las primeras tareas fueron:

1.- conseguir equipamiento

2.- obtener un sitio para construir el Cuartel respectivo.

Mar de Drake con Laguna Sur, Oceanía con El Abeto se anexaron al listado de los posible lugares donde podría construirse un Cuartel de la INCIPIENTE Compañía, Incluso se postulaba la idea de ocupar aquel que dejaría la 6º Compañía en Teniente Cruz esquina San Francisco ( el actual Cuartel de la Sexta estaba en proceso de entrega)

En Septiembre de 19997 se toma contacto con la 4º Compañía de Quinta Normal quien colaboró en ejercicios desarrollados en los lugares indicados, con el fin de sumar entusiasmó de los vecino para con la idea, a la que se agregaba perifoneo y contactos con amigos para que la dotación de noveles principiantes creciera a un número adecuado. El periodo de instrucción se formalizaba y culmina con un ejercicio en el que participo además de la 4ª, la 6º Compañía. Para sorpresa de muchos este ejercicio fue ganado por la Unidad 1. (Para los escépticos existio un viejo video que daba cuenta de este ejercicio y de su sorprendente resultado), En este periodo el Cuerpo entregaba un reconocimiento relativo, que no pasaba más allá de contactos con esta la 4º Compañía como se indicó y con el Sr. Comandante de ese tiempo Don Jorge Duran.

Así llegamos al 14 de Diciembre del año 1997, según se registra en el Acta de Fundación, en que reunidos un grupo se vecinos se decide crear una Unidad Bomberil para Pudahuel Sur. La gran y poderosa razón para esta acto de fundación, está dada por la presencia del Sr. Jorge Duran López Comandante como se indicó y de Don Manuel Muñoz Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Quinta Normal, la historia con sus bemoles e incertidumbres no podrá aclarar quizás nunca, si estos dos Oficiales Generales que asistieron, lo hicieron a título personal o en nombre de la Institución , lo que sí está claro es que Don Arturo Morales y Carlos Valpreda son electos Director y Capitán respectivamente, y que con el tiempo esta fecha tendrá para siempre el carácter de fecha de fundación de la ahora rebautizada Unidad Uno

Nace la Unidad Uno

Casi dos meses después el 09 de febrero el Directorio en reunión ordinaria de Directorio se decide tomar la riendas respecto a esta “Brigada” y se crea oficialmente la Unidad Nº 1 (así tal cual con numero) y sienta las bases para su incorporación definitiva a la Institución. Ojo que esta fecha debió ser la de Fundación dado que es esta la que el Cuerpo entrega oficial reconocimiento a la naciente Unidad Uno, pero se registró la anterior como un reconocimiento al esfuerzo desplegado por nuestros fundadores

Las reuniones ya no se desarrollaban en la casa del Sr. Valpreda trasladándose a la sede de la Junta de Vecinos de la Villa Comercio, cuya Presidenta actualmente fallecida, nunca entendió que con su deferencia al cobijar a estos vecinos, ingresaba a formar parte de la Historia de nuestra Unidad.

Entre estos generosos vecinos se encontraba la Sra. Silvia Uribe Rojo recientemente adscrita al proyecto, cuyo nombre debería ocupar lugares de honor por el papel que la historia más adelante le tenía reservado.

Sumados al lema heredado del año 1994 se crea el escudo desarrollado por el Sr Mauricio Riffo Cuevas, con una copia más estilizada de aquel que poseía la 4ª Compañía Bomba AUSTRIA del Cuerpo de Bomberos Metropolitano Sur, el fénix legendario ve la luz por primera vez de su sueño

Al anecdotario se debe agregar que el Voluntario Carlos Rojas (ex Capitán 4º y 2º Comandante del Cuerpo, en algún momento) participo de estas reuniones hasta que decidió formalizar su postulación en la 4 º Compañía

Ya nos encontramos en el año 1998, y el Cuerpo de Bomberos de Quinta Normal da inicio a los primeros Cursos Normalizados. Comando de Incidentes y Manejo y Uso de E,R.A., comienzan a forman del escaso bagaje bomberil de los Aspirantes a Bomberos Voluntarios.

Ese mismo año se dan inicio a los Cursos Básicos para la totalidad de los noveles bomberos, Mientras que en la esquina de Laguna Sur con Avenida La Estrella se procedía a la ceremonia de entrega del terreno del Cuartel de la futura Compañía. En el anecdotario, está la campaña desarrollada “contra el Secretario de Planificación Comunal ” de la Municipalidad de Pudahuel que de manera permanente y religiosa debía atender los días lunes, miércoles y viernes, a los organizados turnos desarrollados para generar presión y así apurar la construcción primero y entrega del Cuartel después. A no dudar que un papel anónimo pero no por eso menos importante le cupio a la Sra Juana Tobar, esposa del Alcalde Don Johnny Carrasco, quien entrego todo su apoyo a esta iniciativa y se jugó por ella dentro de lo que su papel le permitía.

En la misma reunión de Directorio del año 1998 el Cuerpo de Bomberos de Quinta Normal ya reconoce la existencia de 7 Compañías y de una Unidad de Bomberos, en su Inventario de agrupaciones bomberiles.

Ya concluido el periodo de Instrucción basados en los Cursos Básicos, un 18 de febrero del año 1999 es citada la Unidad en pleno a la ceremonia de juramento y entrega de T.I.B.O.S en el Cuartel General, por la misma fecha es confeccionado el primer Cuadro de Antigüedad y se reconoce el 14 de diciembre del año 1997 como la fecha de fundación de la rebautizada Unidad Uno, el ultimo Voluntario que le es reconocida su condición de voluntario fundador es el actual Cuartelero de la 11 Compañía del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa Don Carlos Flores Mocarqui

En febrero del año se produce otro hito de la Unidad, se procede a la entrega Oficial del Cuartel, que era administrado por el Departamento de Emergencia de Pudahuel. Incluso se incluye en la prueba de radio que se realizaba a las 8:00 horas y 20:00 horas al Cuartel Unidad Uno.

Primer Carro

Con los primeros días del año 1999, es modificada la oficialidad de la Unidad asumiendo como Capitán Don Juan Carlos Harris Concha, voluntario 5º Compañía, quien es designado Capitán Delegado, por el Consejo de Oficiales Generales.

Nota: este cargo es una mescla de Capitán y Director manteniendo las facultades y atribuciones de ambos cargos reuniéndolas en este de Capitán Delegado

Junto al nuevo Capitán, por primera vez en nuestra Sala de Máquinas se estaciona una pieza de material Mayor ¿el carro Ingles Leyland?…..nada más lejano a la realidad, y aquí otra anécdota de la historia, ya que el primer carro correspondió una vetusta Ambulancia Marca Renault modelo Traffic. Pero junto con la anécdota esta vez se suma la tragedia, mientras este Carro estaba asignado a la Unidad, se produce un llamado a 10:0 que es declarado como Incendio, en un sector aledaño a nuestro Cuartel, donde fallece una menor , en la desesperación los vecinos se acercan al Cuartel, pidiendo que saliera la ambulancia a sofocar las llamas llegando incluso a agredir al Cuartelero quien a pesar de los esfuerzos no pudo explicar ni los vecinos quisieron entender que salir al lugar nada solucionaba menos salir sin ser despachado .

En este periodo, por otro lado, sendas campañas económicas permiten la adquisición de los primeros cascos Phoenix 660 y las primeras cotonas de trabajo marca Olea, datos del anecdotario está dado por que el Voluntario Arturo Morales vía campaña económica personales reunió fondos para adquirir 03 cascos.

Primer carro, primer llamado, primera alarma de incendio.

Así llegamos al 8 de octubre, fecha imborrable para aquellos que formaban parte de la Compañía, es puesto en servicio un también vetusto carro ahora si Bomba año 1962, Ahora si el Leyland (alambique veloz para los más antiguos), como de anécdotas está llena nuestra Historia este Carro, (es una historia en sí mismo), donado por la Reina Isabel a la 14° Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago , fue pasando de Compañía en Compañía hasta que se anclo en el Cuartel de la Unidad.

NOTA hasta el día en que con lágrimas en los ojos de muchos de los que tuvieron el triste “privilegio” de vivir ese momento fue despedido para ser trasladado al Cuartel 7 º Compañía para posteriormente ser vendido a la 14 Compañía del Cuerpo de Bomberos der Santiago, hoy sus restos oxidados y agónicos descansan en algún lugar de Santiago, esperando el homenaje merecido que nunca llego para el

Se inicia un periodo de gran auge, donde por fin después de nerviosas Guardias, donde se deseaba salir despachado al primer llamado se rogaba por que el despacho fuera atendido como correspondía.

10:0 Avenida Laguna Sur esquina General Carrera……….04 local comercial…

Algo muy parecido escucharon los guardianes nocturnos el día………………..y raudos partieron al mando del Teniente Franco Ilabaca, Don Arturo y Don Claudio Morales quienes formaban parte de esta dotación

Efectivamente se trataba de Botillería que se quemaba, al costado de distribuidora de gas….

Se trata de local comercial que arde, por orden de Capitán Unidad…proceda a dar la alarma de incendio.

Seguramente algo parecido también, debió escuchar la Operadora de turno ese día en que junto con salir al primer despacho, además se dio la primera alarma de Incendio, todo en un solo llamado.

CURIOSIDADES DE LA UNIDAD

En su corta Historia, tal como se ha descrito las anécdotas sobran, así como los datos curiosos, a continuación pequeñas píldoras de historia:

– La Unidad, se puede afirmar aceptando un margen de error, que en este periodo debe estar entre las pocas, sino la única Compañía de Quinta Normal que ha tenido en servicio dos Carros El Viejo Leyland, y la Chancha el GAK 20, uno como B, y el otro como Bx, y salir despachados ambos a un llamado. Hoy, muchos años después la séptima y Quinta Compañías tiene un Bx

– En situación muy parecida debe estar registrado el hecho de que en algún momento contamos entre nuestras filas como Voluntario Activo a un ciudadano Marroquí el Sr Ahmed Balkooba.

– Con orgullo en algún tiempo se contó con un total de tres trabajadores (personal rentado) un cuartelero, un mensajero y una secretaria.

– Debe poseer la puesta en servicio más efectiva del Cuerpo para el Z-7, ya que de los casi tres años que estuvo en una primera etapa, en solo tres oportunidades fue puesto en servicio por Conductores externos, asistiendo a casi un 96% de los servicios en que debió salir despachado.

Así que lleno de anécdotas e historias paralelas se forja una mancomunion de entusiasmo, esfuerzo, inexperiencia, deseos y muchas ganas de todos los que han pasado por la historia, esta Unidad que tal y como el ave Fénix de su escudo, a pesar de las dificultades y errores cada vez que ha caído renace con mayores bríos de sus cenizas, para alzarse y proyectarse en un futuro que viene, y que se siente tan cerca pero tan lejano a la vez

Capitanes Unidad Nº 1

  • Carlos Valpreda Garrido
  • Juan Carlos Harris Concha Capitán Delegado (Reunía esa condición y la de Director)
  • Juan Uribe Rojo (en tres oportunidades, si se cuenta los dos como Unidad como Capitán Delegado y como primer Capitán de Compañía electo, en dos oportunidades como Compañía en formación y como Compañía en propiedad )
  • Leopoldo Guerrero González
  • Enrique Zamora Lazo

Directores Delegados

  • Arturo Morales Aravena (incluso participo en reuniones de Directorio, en el primer periodo)
  • Edgardo Rebolledo Rabanal Director Honorario
  • Guillermo Díaz Sanzana Director Honorario (cumplió el papel de Director Interventor y en esa condición fue Director de la Unidad 1)

Directores electos (ya como Compañía)

  • Sylvia Uribe Rojo 1ª Director de Compañía electo uno como Directora de Compañía en formación y otro como Compañía en propiedad
  • Alejandro Ibaceta Maturana
  • Claudina Cancino Cancino
  • Soledad Pinto

Carros en la Unidad Nº 1

  • S-1 Ambulancia Institucional Renault Traffic
  • CBQN Carro Leyland o “alambique veloz”(después B-8)
  • GAK-20 Carro Bencinero puesto en Servicio como BX-8 (“la chancha”)
  • K-2 Camioneta Chevrolet Luv
  • B-8 Carro Berliet Camiva( segundo B-8 )
  • Z-7 Carro Ford 7000 (actual Z- 8)
  • B-8 Renault Camiva ,,,,,,

De paso temporal han sido puestas en Servicio en la Unidad Uno :

R-6 ; B-5

Cuarteleros

  • Luis Berrau El Primer cuartelero
  • Jorge Espejo Salazar (en dos oportunidades)
  • Pedro Espinoza
  • Oscar Vera

PILDORITAS DE HISTORIA

Recuerden esta fecha, el día viernes 25.10.05, se produjo la primera elección con todas la formalidades (incluido el uso de la “mentirosa” ) de una Compañía, en la Unidad Uno.

Motivo: se eligió al mejor compañero resultando electo el voluntario Don José Francisco Balmaceda, actual Bombero del Cuerpo de Bomberos de Antofagasta

RECUERDEN ESTE DÍA, DOMINGO 27 DE NOVIEMBRE 2005, LA BOMBA TIENE NOMBRE DESDE ESE MOMENTO SE LLAMA “BOMBA PUDAHUEL SUR”

Recuerden el día 12 de diciembre del 2006, se aprobó pasar a la Unidad Uno a la condición de Compañía en formación

Recuerden el día 13 de abril del 2007, tras el esfuerzo de muchos se logra el ansiado paso a Compañía, por fin se era Compañía, así sin apellidos y agregados por fin se era Compañía en propiedad

LA UNIDAD SE CONVIERTE EN COMPAÑIA
EL CAMBIO SE INICIA

El presente artículo trata de un periodo de la Compañía, que resulta vital para lo que vendría después, hablo del paso de Unidad a Compañía en formación.

Terminado el periodo como Director Delegado de Don Edgardo Rebolledo Directo Honorario del Cuerpo, sobrevino en periodo de gran incertidumbre dado que abruptamente fue relevado de esa condición quien había dirigido los destinos de la Unidad hasta esa fecha. Se desconocía el futuro inmediato para los pocos Bomberos sobrevinientes de la Unidad 1, ya que el Tesorero y la Secretaria fueron sometidos a medidas disciplinarias por el Consejo Superior. Nombres se sucedían y se perfilaban candidatos para asumir el “cachito” que significaba la Unidad, e incluso el “cierre de la Compañía”, se mencionaba con bastante temor y casi en susurro. Quien suscribe esta nota no poseía cargo lo que me permitió mirar este corto pero intenso periodo con bastante objetividad.
Todo se comenzó aclarar cuando una fría tarde casi noche se apareció por el Cuartel la figura de quien era el terror de muchos en Quinta Normal, Guillermo Díaz Sanzana .
Recuerdo la sensación de terror que provocaba el solo mencionar el nombre de Don Guillermo.
No tengo claro si fue presentado pero sin más consideraciones se hizo cargo de la Unidad en su condición de Director Delegado. Entrevisto a casi la totalidad de los Bomberos, inicio una revisión de la Tesorería, solicito los currículos personal y bomberiles de todos, en resumen se aboco a” trabajar “como él decía. En esta labor se enteró de lo que costaba comprar un simple tóner para la impresora, debo recordar que la Unidad 1 , no podía tener cuenta corriente, por lo que los fondos eran depositados en la cuenta del Cuerpo, por tanto para poder pagar un simple tóner se debía iniciar un largo seguimiento al Tesorero General para por un lado explicar y justificar la compra y por otro para si era convencido girara el cheque respectivo. En varias oportunidades incluso se desconocía la existencia de fondos de la Unidad 1 porque simplemente estos había sido ocupados por la Institución en su funcionamiento, debiendo esperar el pago a un proveedor que la misma obtuviera estos para poder cancelar esas deudas contraídas.
Se enteró que en reunión con Oficiales Generales un Superintendendente , previo a un aniversario pregunto por los premios que se iban a entregar ( que correspondían a los primeros bomberos que cumplían 5 años entre otros, a lo que replico que como se nos ocurría, para rematar afirmando los premios por años de servicios son para los Bomberos y no para quienes no lo son) “sic”
Esta realidad de la cual el recién asumido Director se enteraba lo impulso a solicitar entrevista con el Súper de la época para manifestarle todas sus aprehensiones respecto a la labor que él podría desarrollar en esas condiciones, manifestándole que la única condición para seguir ejerciendo la labor encomendada por el Directorio era la de entregarle poderes de Director Interventor, ya que de otra forma su mala salud y la falta de atribuciones le aconsejaban rechazar la designación. Tras la larga reunión Don Guillermo salió como Director Interventor de la Unidad 1. Este papel de “Dictador” no fue un exceso de su parte, fue por consolidar la tarea que el preveía inmensa y extenuante
Desde ese momento quien suscribe esta nota, comenzó a soñar con la palabra Compañía sueño que de a poco comenzó a inundar a todos los Bomberos de ese periodo.
Don Willy (Guillermo Diaz) centro su labor como Director Interventor en alistar a la Unidad 1, para el paso más trascendental que una Compañía puede dar, asumir como Compañía en propiedad.
Inicio la compra con cargo a campañas económicas de la totalidad del personal de sus uniformes de parada, adquirió con fondos de la Unidad, uniformes estructurales en la Junta Nacional, todos fueron poseedores de los entonces famosos “chalecos de la Junta”, propuso en Junta de Oficiales el nombre de la Compañía, entre otros, en fin le dio una estructura a una Unidad 1 que había sido maltratada, para perfilarla como posible Compañía.
Este sueño de todo Don Willy lo hizo parte, lo asumió como un desafío propio, y en esa lógica consiguió que el Súper Intendente de la época Don Celsor Fuentealba también se sumara al entusiasmo del viejo zorro.
Esta complicidad entre Don Willy y el Súper Intendente, genero muchas odiosidades en algunos oficiales generales, particularmente en el Sr Comandante quien derechamente no compartía ese sueño ni ese deseo de todos los bomberos de la Unidad.

Se inició un periodo de gran auge, con un monumental movimiento de fondos que eran obtenidos con cargo a Campañas económicas draconianas, esfuerzo que nos preparaba para el gran paso.

En este tiempo se inició un fecundo y estrecho lazo de camaradería y fraternidad con varias Compañía de otros Cuerpo incluso, la Octava Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago, lazo ratificado con la participación de sendas delegaciones de esa Compañía en Bautizos de Bomberos nuevos de la Unidad 1, en más de una oportunidad. No era extraño ver en el Cuartel el Q8, el R8 ni tampoco lo era el ver que lejos de cumplir con el apoyo del “puente”, a continuación se iniciara una larga tertulia llena de historias, tallas, anécdotas que se prolongaba hasta más allá de las dos de la tarde. Invitaciones a ceremonias a la posterior Directora, Oficios informando de una y otra Compañía de oficialidades asumidas en distintos periodos, saludos por aniversarios de ambas Compañías eran cosa frecuente.
La participación de Oficiales de la Unidad como Juez de cancha en mas de una Competencia Interna de la 17 Compañía del Cuerpo de Bomberos de Santiago(esas invitaciones me permitieron conocer al Capitán en ese entonces de la 17º, posterior 2º Comandante Don Gabriel Huerta)
Invitaciones al aniversario del Cuerpo de Bomberos de Puente Alto
Con estas acciones entre otras muchas cumplíamos lo que Don Willy nos enseñaba “salgan a conocer el mundo de los Bomberos”, aprendan de los que saben mas y que hicieron el mismo camino que hoy Ud. inician

Una frase grafica ese periodo “por qué no tenemos nada, queremos tenerlo todo”
Se establecieron los requisitos para el gran paso, se trabajó en financiar muchos de ellos, se nos evaluó en los más mínimos detalles, incluso la Compañía entera fue revisada por una delegación de Inspectores por áreas, se evaluó las capacitaciones dadas al personal dentro de la Unidad, cada acto acometido por la Unidad era mirado con lupa por aquellos que no veían con el mismo entusiasmo el sueño de Don Willy . En fin nuestros detractores no desperdiciaban oportunidad en exponer lo malo y olvidarse de lo bueno que aquí ocurría.

Aquí es justo reconocer que a la Unidad 1 su fama le precedía, es decir fueron tantos los errores cometidos en periodos previos que sin pretenderlo nos convertimos en algo así como el “chico malo” del curso, que es culpable estando o no presente en un ñatazo

Así entre pruebas de blancura y esfuerzo logramos superar muchos escollos, situación que lejos de complicarnos nos fortaleció y llego el gran día
Habiendo cumplido los innumerables requisitos establecidos por el Directorio, por fin se dio una fecha para que el Directorio se reuniera y diera su visto bueno para el gran paso. A sugerencia de los Bomberos de la Unidad se planteó que esta reunión dada la importancia que para nosotros tenia se desarrollara en el Cuartel Octava, propuesta que fue bien recibida por el Sr Súper Intendente y el Directorio en general.
Sabiendo que la reunión se desarrollaría en nuestro Cuartel, nos pusimos de cabeza a dejar este como un chiche, pintando, limpiando, arrendando sillas, faldones, contratando un cóctel con la finalidad de dale a la ocasión el marco de dignidad que este ameritaba
Dispusimos una mesa Central en el patio de luz debidamente engalanada con manteles blancos y cubiertas celestes flanqueada esta por sillas en rededor donde nos ubicamos, y fuimos testigos de esa reunión. (El Sr Comandante se excusó de asistir señal inequívoca de su postura en contra del tema.)
Iniciada la reunión, se expuso la propuesta presentada de paso a Compañía, se dio cuenta de los requisitos planteados y los logrados por la Unidad, y se oyó el informe que nuestro Director Don Guillermo Diaz entrego al Directorio, se entregó la palabra y oímos a Directores de Compañía hablar de cómo ellos nos veían, sin desmerecer recuerdo nítidamente las palabras de algunos que sentidamente manifestaron su aprecio y apoyo por lo realizado, entre estos el Director 3º, el fallecido Ex Director 4º Don Ricardo Hick.
Varias rondas se sucedieron de debate consultas, contra preguntas hasta que finalmente el Sr Superintendente Don Carlos Lagos manifestó “vistos los antecedentes y resueltas las dudas, se somete a votación el paso a Compañía de la Actual Unidad 1, entrego la palabra” ( no creo ser tan estrictamente literal pero con los años creo ser fiel en un buen porcentaje a lo expresado por el)
En el alma de todos los Bomberos de la Unidad 1, en nuestras mentes el sueño tan añorado desde ese minuto comenzaba a tener forma y tenía sentido. Todos los esfuerzos se justificaron cuando uno a uno los Directores y Capitanes fueron señalando la palabra “aprobado”, el mundo exterior no existía para todos nosotros, solo esa palabra retumbaba en nuestros oídos.
Concluida la ronda, Don Carlos Lagos expreso con solemnidad “siendo aprobado por todos este Directorio por mayoría de los presentes se acuerda el paso de la Unidad Uno a Compañía, felicitaciones al Director Honorario y al Capitán “ , (recuerdo haber recibido los saludos de quienes se encontraban cerca de mí haber oído siendo las…….. y mencionar la hora que ratifique en mi reloj la Unidad pasa a Compañía)
Todas las tensiones se rompieron, las sonrisas afloraron los apretones de manos disimulados entre nosotros corrían de silla en silla, como el protocolo obligaba toda esa tensión acumulada comenzaba a fluir a borbotones, pero todavía no podía explotar, el destino nos tenía una sorpresa el Director 1º fue quien puso en la mesa que se hiciera la salvedad del paso era como Compañía en formación y que se debía definir el periodo en que esta estaría en esa condición para el paso definitivo(se acordó que en marzo se votara el paso a Compañía en propiedad)
Debo afirmar que este paso a Compañía en formación es legítimo y normal si esa situación hubiese sido expresada por cualquier integrante de la mesa, pero tenía un sentido muy especial si este lo hacia el Director de la Primera
Después de algunos saludos y buenas vibras de todos el Super Intendente, dio por finalizada la reunión y por fin uno a uno nos fuimos fundiendo en muchos abrazos entre nosotros algunas con lágrimas y algunos con la emoción desbordándonos (me incluyo).
El coktail posterior y saludos de Directores y Capitanes de Compañía presentes fueron intrascendentes para lo que todos sentíamos, éramos Compañía con apellido pero Compañía.

El gran olvidado detrás de un gran pasó

Del Único Miembro Honorifico que la Compañía ha reconocido, hablamos del Director Honorario Don Guillermo Díaz Sanzana, poco se sabe o poco se ha querido saber, pero su aporte decidido e inclaudicable permitió que ese trascendental paso se diera, la hoy desaparecida Unidad 1 dio paso a la Actual Compañía solo por el empeño que Don Guillermo puso en esta tarea, empeño que debe ser reconocido no fue solo de él, todos los que vivimos ese momento nos empapamos de ese brío y energía que nos transmitió, y con esa labor hoy anónima, de Don Guillermo culminó su carrera bomberil. Quizás su desgastado corazón sabía que el fin se acercaba y latió hasta que ese gran bombero vio parte de su esfuerzo coronado, nos vio como Compañia nos afianzo con su experiencia y su poder dentro del Directorio muchas veces, hasta que olvidado por los octavinos que quiso tanto, su vida se apagó orgulloso de lo que dejaba la OCTAVA COMPAÑIA como una más de aquellas el Cuerpo de Bomberos de Quinta Normal.

El Olvido y los reconocimientos que nunca llegan por variadas razones, se ha convertido en una especie de sino para la Octava, no despedir nuestro primer carro (el leyland), que por razones ajenas a la Compañía solo un día salió supuestamente para ser reparado y poder despedirlo como Dios manda, no despedir el antiguo B-8 una situación muy similar a la descrita, salir para volver y hacerle la despedida y homenaje que nunca llego, y el gran Olvidado del paso más trascendental que una agrupación Bomberil puede dar, alcanzar la condición de Compañía, nuestro Director Honorario y miembro Honorifico Don Guillermo Díaz Sanzana a quien le debemos los 8 que nuestros cascos lucen tan orgullosamente.

Solo una diferencia, este último reconocimiento no depende de nadie más que de nosotros, nadie nunca nos ha impedido recordarlo y reconocer el papel que la historia le puso en sus manos y que tan bien realizo, recordarlo es decir gracias a quien dio todo por nosotros (bomberilmente hablando, se entiende) Finalmente en este recuento de nuestra historia 8 abrazos por el gran Director y a todo pulmón como siempre¡¡¡¡¡¡